sábado, febrero 17, 2007

ESTAMPA

Esquina donde los reos rumiaban sus cuitas, tango canyengue en el adoquín del tiempo. Algún misero pasado aún recuerda las lides de los guapos de antaño -funyi, trajeados, polainas y un paso-
Serenata con viola oliendo a ropero y la percanta... ¡ay! la percanta-carmín en sus labios, rosa roja en sus manos- desde el balcón insinuante algún vals tarareaba.
Esquina, farol... Buenos Aires despierta nostalgias.

Elisabet Cincotta
09/02/2007
derechos de autor reservados

4 comentarios:

Migdalia Beatriz Mansilla Rojas dijo...

Querida Elisa: ¡que delicia entrar a este blog y encontrar la magia de tu palabra con fondo musical más que encantador!
Tu palabra amiga ...hecha prosa o verso una maravilla.

Besos,
Migdalia

Roberto dijo...

siempre tan bella,
tus palabras y tu sensiblidad.
un saludo
robert

Viviana Álvarez dijo...

tu poesía, mi querida Eliss, siempre despierta sensaciones. Buenos Aires en tu voz toma otras dimensiones, gracias por tu voz a mis poemas, gracias por estar.
desde el corazón

Catalina Zentner dijo...

Hola, Elisa, te agradezco el comentario que has dejado en mi blog.
Y una vez más te digo gracias por lo mucho que brindas con bondad y generosidad.