domingo, febrero 10, 2008

EVOCACIÓN


Evoco tus hebras de humo
con lo gris de la mirada
y el andar cansino por la esquina,
etapa del memorial pasado.

Suavizo tu paso entre galochas.
Salpica la lluvia de azabache
la mixtura de un tiempo ya perdido
en el gris sabor de la nostalgia.

Evoco la trampera
torbellino de misterio,
la revista donde alguna vez pintaste
ricuritas, merengues del recuerdo.

Y traigo un canto orillero,
flor, fandango, estrella
para evocar en este plenilunio
el beso, piel morena.

Elisabet Cincotta
derechos de autor reservados


4 comentarios:

josé dijo...

Me agradan estas escenas que tienen arraigo en nuestro pasado, que no hemos protagonizado en sí pero que se perciben aún en ambientes de la antigua Buenos Aires que subsiste, atropellada por el "progreso".
Veo similitudes con el viejo Montevideo viejo de los bares con cantores a lo Gardel y mujeres sorprendentes para mi adolescencia, cuando Punta del Este era una playa cualquiera.

LUZ DE PIEDRA dijo...

No veo tu libro de visitas, así que te comento en el este espacio. Me encanta el lenguaje claro y conciso de sus versos, no necesita floritura para llegar al sentimientos. Todo lo que expuesto es muy cercano, entrañable y delicado. FELICITACIONES. Prometo volver tocaya. Un ordial saludo desde España

PD. Me permite poner un enlace en nuestro blog? .....

Kellypocharaquel dijo...

Elisa querida, tus versos son como las bellas flores de un jardín, perfuman con su calidad .
Abrazos y besos
Raquel Luisa Teppich

Olga S.Isidro dijo...

¡Dios mío, que preciosidad!, cuanto me alegro de haber entrado en su blog, me gusta la cadencia de sus palabras, y este verso en particular, me parece maravilloso.
“y traigo un canto orillero,
flor, fandango, estrella
para evocar en este plenilunio
el beso, piel morena.”

Reciba mi más cordial saludo.