jueves, agosto 28, 2008

Y ELLOS

un viento ocre y poroso,
sacude la quietud senil de este hospicio
con arlequines y gaviotas.
Marcelo Luna


Y ellos -día sin sol a cielo diáfano- gotean penuria
entonan canciones de niños
desnudan sus cuerpos -en fría ceremonia-
intentan no dolerse

Ellos alguna vez juraron la palabra
vagaron entre recovas
suspendieron un fogón bajo puentes
pasean su divagar por andenes y murallas

Ellos señalados por los transeúntes
de attaché y galería -que burlan la tristeza
de las manos que garabatean silencios-
amanecen en el templo de las orfandades
ante el obligado sopor de la rutina

Elisabet Cincotta
derechos de autor reservados

1 comentario:

Versos complicados dijo...

Maravilloso poema /social. El cual suscribo con el mismo dolor que fue escrito y sentido por ti.

Besos,amiga querida y admirada.
Migdalia