martes, julio 13, 2010

SOLO QUEDA



Solo queda enaltecernos
derribar murallas
socavar el día
mirar el espejo
descubrirnos
saber que fuimos

que siempre fuimos

si el encanto tiñó oscuridades
obscenos refugios para la mentira
quebrar el hechizo maligno

es necesario

ofrendar mariposas luces de verano
calzar en el grito la talla alegría

más tarde el olvido ceñirá
la cintura de la memoria

es inevitable

que solo quede de nosotros
el embrujo de haber sido palabra


©Elisabet Cincotta

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué lindo, Elisabet, es leer tus poemas, siempre, siempre! Tenés el embrujo de la palabra. Gracias.

Jorge Luis Estrella

Oscar Néstor dijo...

Y eso no es poco el haber sido palabra.
Bellas tus palabras.Tienen embrujo y serán.

julia del prado morales dijo...

y un abrazo a esa palabra que hubo. Besos Julia