domingo, julio 16, 2006

QUÉ TANGO



Qué tango debo escuchar para olvidarte.
Qué tango debo bailar para encontrarte.
Qué tango debo soñar para que me ames.
Noctámbulo, trashumante, rantifuso,
melancólico rufián de los encantos
donde la mina se mece entre tus brazos
y aprieta sus muslos a los tuyos.
En la guitarra y el bandoneón las notas fluyen
jugando en el salón casi vació
y mi cuerpo se llena de nostalgia
al mecerme acentuando su cadencia.
Qué tango debo inventar en mi memoria
para que nazcas en mi mente cada día
melancólico rufián de los encantos.
Mano, quebrada, cadera, piano
inmolado en el silencio de mi vida.

ELISABET CINCOTTA
25/03/2004
derechos de autor reservados

6 comentarios:

Antonio Garmar dijo...

Elisa, me detengo en este primero, pleno de musicalidad y ritmo. Es cierto que algo te atrae del tango, una forma poética tuya, excelente, que desconocía.

Un placer seguir los pasos
de tus versos.

Erick Strada dijo...

El tango que acompase la melodía de tu corazón...

La_Sonyadora dijo...

Bellísima melodía

Erika

Catalina Zentner dijo...

Asi como me cuesta elegir entre tus retazos una textura en especial, vengo a encontrar aquí en la melodía de tus versos ese amplio espectro de colores, sonidos que abren nuevas puertas a la imaginación y al sereno placer de la poesía.

Anónimo dijo...

Fascinantes versos, un conjunto sensacional, con tu cálidez de siempre.
¡¡¡ Felicitaciones !!!
Abrazos y besos
Raquel Luisa Teppich

azpeitia dijo...

Que bella y sensual descripción....azpeitia