miércoles, enero 23, 2008

DESGARRA


Dureza en el corazón

después de tanto regreso
rumiar sueños de ligustrina /
ochava -horizonte de luz-
sin hallazgos

y duele

la rotonda fallece
-en el laberinto aciago-
cuando la frase que espera
no brinda el zumbido azul
-sendero del encuentro-

derrota

no siente cuál palabra
avispará las mejillas
redondeará la culpa
o sellará la pena
del que dice amar

vuelve

retorna hacia el viento cálido
para no enmudecer los párpados
con el hielo que herrumbra el latido

y deserta

ya no hay ahínco en la búsqueda
el día esgrime fantasías /
la noche adioses

y se desgarra

cuando el reloj abarca soles
y oscurece latifundios


Elisabet Cincotta
derechos de autor reservados

3 comentarios:

azpeitia dijo...

El camino está lleno de rotondas, unas veces nos caemos y sonreímos pese a nuestra mala suerte, otras veces cansados de tanto ir y venir por caminos que parecen distintos, pero que al final son el mismo, nos cansamos, nos sentamos y sentimos ganas de llorar....pero si en vez de llorar escribímos poesías dejamos algo bello en el camino...un beso para la poeta....azpeitia

guzsergi dijo...

Felicitaciones por tu blog.Saludos. guzsergi.

graciela maría dijo...

Quién pudiera hallar el "-sendero del encuentro-", sin desfallecer ni caer herido, intentándolo tantas veces en forma fallida. Pero, aún seguimos adelante...un tiempo...Espero que no "desertemos" rápido...