martes, enero 15, 2008

EXCUSAS

Entonces escapó.
Esculpió anchuras, pretextos,
tiempos y dolores
que convencieran la partida.
Cinceló sudores y retoños.
Con el mástil óleo-oro envaneció la dicha.

Se fue esquivo del adiós
con excusas que bruñían el cobre
de aquellos días de amor
y por qué no de espanto.

Elisabet Cincotta
derechos de autor reservados

6 comentarios:

AYELEN dijo...

me gusta..
Tuve la oportunidad de leer algunos de tus poemas en Bordando la despedida, que consegui el año pasado en Librarte
Bellas muchas de las imagenes...
saludos y suerte.

Presentes ausencias dijo...

Sin desvíos, llegando directo al alma. Tu palabra mi admirada y querida amiga, es saeta impregnada de cálidos aromas.

Un beso enorme y en lo posible desde este internet y siempre desde mi corazón, mi amistad y todo mi cariño.

Migdalia

Anónimo dijo...

realmente me caló hondo. hermoso.
francisco

Luna de Cristal dijo...

una partida que duele , sin excusas ... bonita imagen del final ' de aquellos días de amor y por qué no de espanto' . fuerte.

Marisa.

Luna de Cristal dijo...

una partida que duele , sin excusas ... bonita imagen del final ' de aquellos días de amor y por qué no de espanto' . fuerte.

Marisa.

azpeitia dijo...

Le haces una poesía, un puente de plata aunque no lo merezca a quién abandonó el mundo conocido, la huella de tu paso....un beso....azpeitia