martes, septiembre 02, 2008

CONDENA

Se condena al mutismo
no mide el cansancio
que produce tanto jirón

soporta el vacío

la mentira es ajena
la tarde decreta acíbar
acude a la cita del próximo silencio

Elisabet Cincotta
derechos de autor reservados

4 comentarios:

Gustavo Tisocco dijo...

desazón detrás de la condena.
Buen poema Eli.
Un abrazo Gus.

Graciela María dijo...

Condena de no ser libres

Versos complicados dijo...

Cierta es la condena del silencio.

Me gusta, me gusta , sí esa lanza de tu verbo que siemrpe da en la diana.
Besos,
Migdalia

AL PIE DE MI SILENCIO dijo...

¡Vaya! Pensaba que te había dejado mi comentario, pero no lo veo y no sé si es que no salió porque mi torpeza hizo algo mal o porque me equivoqué, pero es igual, porque lo que te decía era tan cierto que puedo repetirlo sin temor a equivocarme.

Te decía que hay agudeza y brevedad en este poema que grita al viento su silencio y aunque esto creo que no lo puse, te diré que me ha encantado.

Y, a continuación te decía que hablando de silencios, te dejaba la direción de mi blog "AL PIE DE MI SILENCIO" http://alpiedemisilencio.blogspot.com por si tuviera a bien leerme.

Otro abrazo, por si no te llegó el primero.

Antonio