miércoles, septiembre 10, 2008

NECEDAD

Cree que su tiempo no acaba.
Perjura el pasado.
Guarda secretos en baúles fantasmas.
No se arrepiente,
siempre la línea recta, el horizonte.

Y sigue
y camina.

No mira al que queda,
rota el alma.
Quema figuras, sombras, de la noche.

Y sigue.

Su pensamiento no desvía la atención.
El dolor ajeno no importa.
La necedad puede más.

Y continúa.

Elisabet Cincotta

derechos de autor reservados

8 comentarios:

©hannibal dijo...

te encontré gracias a María Fishinger,
espero poder compartir pensamientos y poemas..

saludos
hannibal

MabelBe dijo...

Y sigue.
Y cree que su vida será primavera constante.

Y se equivoca. Y sigue doliendo.


Abrazo, mi querida.
Mabel.

MabelBe dijo...

Y sigue.
Y cree que su vida será primavera constante.

Y se equivoca. Y sigue doliendo.


Abrazo, mi querida.
Mabel.

Raquel Fernández dijo...

Y sigue. Así de necios somos a veces, sobre todo en cuestiones que tienen que ver con los sentimientos.
Precioso poema.
Un abrazo.

azpeitia dijo...

Me ha parecido la biografía de un trepador, de un empresario depredador o de un político al uso...muy bueno el poema y el tango....un abrazo de azpeitia

SiL dijo...

Gracias por opinar sobre mi poema en la pagina de gustavo tisocco! un saludo
SIL

Versos complicados dijo...

Amiga, has retrato al egoismo , diría la egolatría en su máxima expresión, haciendo necios a quienes no son capaces de mirar a su alrededor y enterarse no son el centro del mundo.

Aplausos, para tus letras.

Besos,
Migdalia

julia del prado morales dijo...

Elisa querida, intensidad y realidad en tus versos que plasman el alma de ese ser egoísta y libertino, abrazos, Julia