domingo, febrero 15, 2009

SUPLICIO DE HORAS

La noche fue noche
la luna sin entorno de luciérnagas/
condenada a la inercia

-la espera-

un tamborilear de dedos
vestida de noche la oración

-suplicio de horas-

el antes y el después/
la vela resplandecía mortífera
luz entre las cejas

la palabra se dibujaba en garabato mental/
sin sueños las manos expiraban en una taza/
allí -quieta- juegos de humo gris
la espera se hizo eterna

Elisabet Cincotta

derechos de autor reservados

11 comentarios:

Olga S.Isidro dijo...

Es tal el placer de leerla, que no atino con las palabras que podría poner aquí, quizas por que me siento tan poquita cosa como poeta a su lado.
Un cordial saludo desde este lado del Atlantico.

julia del prado morales dijo...

ABRAZOS Elisa querida, es un placer venir a tu espacio y leer esos versos que cantas y nos hace vibrar, abrazos de Julia

Mercedes Sáenz dijo...

Maravilloso abrir tu blog y que me reciba un tango! Gracias por invitarme a que pase por aqui."Dominguera, Renazco, y Suplicio de horas" me han parecido bellísimos, cómo toda tu poesía Elisa, cómo la otra que a veces encuentro en Artesanias. Algunas veces, de saltadora curiosa saltaba por acá y no dejaba nada escrito. Tilinga batata tal vez de mi parte. Me parece un lugar hermoso, con muy buenas imágenes y principalmente, las letras de tu pluma. Un fuerte abrazo y toda mi admiración. Mercedes Sáenz

Versos complicados dijo...

¿Qué puedo decirte que no te haya dicho? Sólo permite sea mi corazón, quien escuche tus versos y responda.

Besos,
Migdalia

Juan Ricardo Sagardía dijo...

Elisa: hoy me hice tiempo y vine a ver tu sitio,
lleno de esa magia tango, ¡Dios que placer leerte al son de esa musica!
mi abrazo y reconocimiento.


SANTOAMOR

MORU*S...Esencia de mujer dijo...

Hermoso blog Elisa, lleno de magia y sabiduria, prometo regresar, mi admiraciòn
un gran abrazo
Morus

julia del prado morales dijo...

Hola Eli, abrazándote amiga y felicitándote por tu nuevo poema donde camina tu alma, besos Julia

Griselda dijo...

Muy bonito tu poema, Elisa; a mí también me gusta mucho escribir sobre la noche, ya que tiene un encanto especial.
Te agradezco tu visita a mi blog.
Un beso.
Griselda

Anónimo dijo...

Un placer transitar por tu blog intentando pasos de tango.

"Suplicio de horas" me ha encantado por su estructura y su lenguaje sugerente, que envuelve pero deja espacio al lector para imaginar su propia espera.
En "Renazco" y "Dominguera" vibra tu pasión tanguera y están escritos con toda la seducción que tiene ese ritmo.
Felicitaciones, Elisa
PILAR ROMANO

Tere Casas dijo...

Noches como esta no debieran de existir, si al final no apareciera la persona deseada.

Anónimo dijo...

muy lindo texto!!!! quedé con la sensación trasmitida, gracias
francisco