miércoles, mayo 20, 2009

¡BASTA!

Basta de ser espejo de otro rostro,
caminar sonrisas y disculpas,
hender las manos con explicaciones.

¡Basta ya! -digo-
cuando ponen por delante
palabras nunca dichas
o emergen desde un nombre ajeno.

¡Basta!
de críticos perfectos
que eruditan signos sin sentido
y engendran falacias a los vientos
con la certeza de ser indestructibles.

Basta de míseros aullidos,
de la insana relación del silencio,
de soportar al egoísmo
que denigra y compromete.

Basta de ser este reflejo,
de gritarme,
......ordenarme,
...........exigirme......sin efecto.

¡Basta!
¡que mañana es hoy!

©Elisabet Cincotta

5 comentarios:

Olga S.Isidro dijo...

¡Bien dicho Elisabet! Se puede decir más alto, pero seguro que no más claro, basta ya de ser reflejo cuando nos hace sentir mal por dentro, cuando no lo aceptamos o no lo comprendemos.
Un beso muy grande para usted, poeta.

julia del prado morales dijo...

Eso mañana es hoy mi querida Elisa, buen remate para este ¡Basta!, abrazos de Julia

Gustavo Tisocco dijo...

Basta...! Y abrir la puerta, buen poema Eli.
Un abrazo Gus...

Leo dijo...

Cada verso de este poema da para hacer un comentario,es de mucho fondo. ¡Basta!, no te exijas tanto.
Abrazos, Leonor.

Beatriz dijo...

En este poema, como en algunos otros, me siento identificada. Lleva mucho esfuerzo ese BASTA, pero es necesario para seguir viviendo.