martes, abril 14, 2009

MIS MUERTOS


Mis muertos a veces asisten a la mesa
oyen mi poesía
permanecen en los sueños

no envejecen

son historia cotidiana

en la llovizna se perciben
danzan la alegría del malvón

en el rocío sus lágrimas
pasean vidrieras de tiempo

en la escarcha de julio
abrigan mi frío

son mi pertenencia

mis muertos y yo
siempre dijimos nosotros


Elisabet Cincotta
derechos de autor reservados

6 comentarios:

diana poblet dijo...

Así es amiga, es su forma de quedarse.Profunda y fiel.
Un abrazo a tu poesía y otro para vos.
d.

Narci dijo...

Nuestros muertos jamás mueren del todo porque habitan en nosotros, en nuestros genes y en nuestro recuerdo.

Bello poema.

Narci

Tere Casas dijo...

con ellos vamos por la vereda de la vida...

Anónimo dijo...

ASI ES, NOS LOS RECUERDAS..abrazos, JULIA

Juan Carrizo dijo...

Los recuerdos entrañables de nuestros seres queridos,pasean con nosotros,pero algún día asi lo recuerda la biblia volveran a vivir y eso aunque parezca una utopia es promesa de Dios jehová Juan 5:28,29 (buén poema señora)

Leo dijo...

¡Ay! me ha causado desazón, los tengo a todos presentes, sobretodo a mi esposo e hijo.
Leonor.